Otro de nuestros trabajos es la preparación de superficies adiamantadas y fresadas.

Las superficies adiamantadas son aquellas que han sido pulidas mediante muelas diamantadas para aumentar el brillo. El proceso del diamantado consiste básicamente en:

  • Eliminación de las capas de pintura
  • Abrir el poro para poder aplicar el revestimiento
  • Eliminar la lechada
  • Finalizamos puliendo y abrillantando el pavimento

Las superficies fresadas son aquellas que han sido tratadas para conseguir que sean totalmente planas. Este sistema se emplea principalmente para tratar suelos de hormigón, asfalto; también sirve para sanear suelos, limpiar los restos de mortero, devastar superficies, entre otras aplicaciones.

Consúltanos por Whatsapp